Aprendimos de la naturaleza

La miel es considerada un tesoro alimenticio desde la antigüedad. Repleta de vitaminas, minerales y un poder de conservación impresionante, este espeso líquido no solo tiene una alta demanda humana, por su sabor, sino por la gran variedad de propiedades y beneficios que nos aportan. La miel es un alimento producido por las abejas de la especie denominada "Apis mellifera" o "abejas melíferas", estos insectos forman parte de una comunidad y son criadas en colmenas cuidando las dimensiones y condiciones adecuadas para favorecer que éstas fabriquen la mayor cantidad posible de mieles y de la mejor calidad, siempre priorizando las buenas prácticas para una producción sustentable y sostenible, que respete al medio ambiente y su natural biodiversidad.

Calidad e Innovación

En cualquiera de sus novedosas presentaciones nuestra miel se destaca por su inigualable aroma y sabor. Su bajo contenido de humedad le brinda una textura única muy difícil de lograr. Su frescura, medida por su bajo nivel de acidez y HMF, confirma la seriedad profesional que se manifiesta en los procesos y manipulación del producto desde el momento mismo de su selección en el lugar de origen. Nos aseguramos, además, de la innovación en nuestros packagings para asegurar un uso cómodo, pensando siempre en la mesa familiar, dinámica y compartida; valores que nos son propios y nos han acompañado todos estos años, marcando la expansión.

Calidad 100% Aleluya

Nuestra miel ALELUYA se obtiene de la transformación del néctar de las flores a través de la saliva de las abejas, pudiendo quedar grandes cantidades de polen y restos de abejas. Posteriormente, ALELUYA selecciona, mezcla y procesa mieles de diferentes apicultores de Tandil y alrededores, con el fin de conseguir nuestro estándar de calidad ALELUYA 100%.
Con ello, conseguimos mantener en el tiempo nuestro estándar con el más alto nivel de sabor, color y aporte nutricional. No hay que despreciar que en todo momento velamos por el cumplimiento de los requerimientos técnicos y sanitarios, que han garantizado nuestra trayectoria en el mercado en los últimos 30 años.

¿Por qué es tan importante el envasado en ALELUYA?

Nuestros productos se diferencian de la competencia por la calidad de la miel (selección, mezcla y procesado) y también por el espíritu de dar a nuestros consumidores la mayor facilidad de aplicación de la misma. Es por esto que hemos ido evolucionando nuestros formatos, pasando del envase de vidrio con tapa metálica, a un dosificador en PVC y tapa de plástico que permite un buen dosificado. Posteriormente, se evolucionó, como primicia nacional en miel, a un dosificador con envase y tapa de plástico con una válvula 0% goteo.
Cuando envasamos la miel, nuestro desafío consiste en reducir al máximo la incorporación de burbujas de aire, para evitar que se comporten como núcleos de cristalización y afecten a la presencia en el mercado de nuestra miel.

¿En qué consiste la calidad 100% de ALELUYA?

La miel ALELUYA 100% ha de cumplir con los controles básicos sanitarios, pero también nuestras exigencias como productor Premium. Los controles básicos consisten en análisis microbiológico y de ausencia de adulteraciones y antibióticos, entre otros. Los controles de definición de nuestro estándar se basan en unas catas organolépticas de sabor, control de color por colorímetro, nivel de frescura a través de control de parámetros como el HMF y actividad diastásica, relación de Fructosa/Glucosa, valor de humedad, etc. Estos controles se realizan y validan a lo largo de todo nuestro proceso productivo, guardando muestras de cada lote para realizar un seguimiento del mismo durante toda su vida útil.

Naturalidad, evolución y calidad; éste es nuestro “Saber Hacer”, y lo que nos diferencia. Porque la miel de ALELUYA es única.